Izquierda Cristiana de Magallanes
  Movilizaciones en Punta Arenas
 
 
Ayer estaba paseando por las calles Bories con Av. Colón, cuando vienen corriendo hacia el lugar donde yo estaba una gran cantidad de estudiantes con sus uniformes de colegio, los conocidos “pingüinos”. Me llamó la atención, ya que a esas horas de la tarde -serían aproximadamente las 18:30 hrs- ya se habían manifestado quienes desean generar cambios en la locomoción colectiva de esta región, gremio que ha tenido poca consideración con escolares y universitarios. Sinceramente, no participé por motivos personales, pero creo que un pequeño movimiento de parte de los jóvenes es un hecho muy importante para una generación, que parece no mostrar mucho interés en lo que ocurre a su alrededor.
 
Lo que ocurrió después de este hecho fue algo que sigue decepcionándome. Carabineros estaban persiguiendo con sus cascos y palos a unos niños que simplemente estaban demostrando su molestia sobre un asunto de gran relevancia. Corrieron tras ellos por el centro de la ciudad, los golpearon, les lanzaron lacrimógenos; como si hubiesen sido unos verdaderos delincuentes.
 
Punta Arenas se destaca por ser una ciudad con una población tranquila, hogareña y conservadora, este tipo de manifestaciones no se dan muy seguido. Los estudiantes   buscan que esta región empiece a avanzar y no se quede de brazos cruzados, pero finalmente, sólo consiguen ser maltratados.
 
¿Se actuará de esta forma cada vez que un ciudadano quiera alzar la voz? ¿Se recurrirá a la violencia para tratar de acallar a quienes no están de acuerdo con ciertas medidas que se han tomado? ¿Acaso no vivimos en un país democrático? Son muchas las preguntas que vienen a mi mente y lamento que las cosas se den así.
 
Lamentablemente, por otro lado, un grupo de aquellos escolares no se dan cuenta de la relevancia de ciertos asuntos y actúan erróneamente. Los procesos y cambios de transformación social deben lograrse por medios pacíficos. Somos seres humanos que razonan, que somos capaces de llegar a acuerdos para lograr la armonía de la comunidad. Como tales, debemos considerar a la ciudadanía, a lo que estamos representando. Si queremos protestar, hagámoslo. Si queremos manifestarnos, debemos hacerlo de tal modo que consideremos los valores en los que nos sustentamos y ser consecuentes con ellos. Ética, valor, esperanza y solidaridad es lo que nos representa como IC. Apoyamos la lucha contra las injusticias, pero no la violencia. Es una lastima que a veces se pierda el control adquiriendo un comportamiento delictual, destruyendo lo que se ha logrado, generando una mala imagen a la gente a la que se quiere ayudar.
 
Fue un hecho sin buenos ni malos. Nuevamente se cometen equivocaciones, que nublan la conquista de la verdad y justicia que buscamos para nuestro pueblo.
 
 
Valentina Amigo Troncoso.
 
 
  Nos han visto 71046 visitantes (170858 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=